Dossier sobre bluebeat

Dossier sobre bluebeat

Adentrarse en el mundo del sonido jamaiquino e intentar conocer cuál es la raíz de este sonido que disfrutamos tanto ha sido un tema que ha generado controversia y en la mayoría de casos desinformación, es por eso que en el afán de tener luz en este asunto, saber con claridad y sobre todo propiedad al hablar es que nos animamos a rebuscar en el inicio de la historia musical de una pequeña isla que se levantaba de la bruma caribeña.
En la década del 50 Jamaica estaba inundada por los sonidos radiales importados desde Norteamérica, era común escuchar en esa época en las radios locales de la isla dándole lata al Jazz, Blues y Rhythm and Blues (R&B) , teníamos entonces a un Fast Domino ó a los Drifters, por mencionar a algunos, liderando los tops radiales. Quizás en este punto se pregunten: ¿Y el Mento? ¿Y el Calypso?, pues bueno, sucede que estos ritmos eran propios de toda la región caribeña y no exactamente de Jamaica, es por eso que si bien es cierto ambas líneas musicales influyeron al momento de asumir una identidad propia musical jamaiquina, no fueron la raíz del todo el asunto.

 

 

Dada la influencia de los ritmos foráneos que mencionábamos, era lógico que en la isla surgieran artistas locales imitando esos estilos, artistas con ideas incipientes y propias pero que al fin y al cabo eran de factoría local, revolucionando así a toda una isla que estaba en vías obtener su independización a mediano plazo.
Es en la época de comienzo de los años 60 que el sello londinense Blue Beat fija sus ojos en la isla y en el potencial de artistas locales que aparecieron en ese momento, dando cuenta de sendas grabaciones, acogiendo y dando a conocer artistas como Derrick Morgan, Roland Alphonso, Prince Buster, Drumbago & The Jazz Beats y muchos otros tantos, siendo de esta manera el sello bandera en tener en sus filas a los primeros artistas locales jamaicanos, es así que debido a este fenómeno, se acuña el término de “BlueBeat” como el primer movimiento que incluía a todos los artistas populares de Jamaica y que fue el puntapié inicial para que se engendrara el Ska, el Rocksteady, el Early Reggae y pues bueno, todo lo demás es historia ya conocida, que por cierto, en su momento iremos desgranando puntualmente.

 

 

Jamaica, una isla tan pequeña pero con una enorme riqueza musical, nunca ha dejado de sorprendernos y siempre que damos la vuelta a la cara B de su historia siempre encontramos algo perdido y sorprendente. Eso sí.